Noticias

La FAST contra el desperdicio de alimentos

By 14 noviembre, 2019 No Comments

En esta última década, desde S.A.T FAST hemos puesto en marcha diversas acciones de responsabilidad social con dos objetivos claros: la reducción del desperdicio y la maximización del uso de plátanos para el consumo humano. Algunas de estas prácticas las hemos realizado mediante convenios de colaboración con entidades del tercer sector social.

La mayoría de estas nuevas acciones se vieron incrementadas durante la última crisis económica, haciéndose por nuestra parte una estrecha y continua colaboración con el banco de alimentos, actividades deportivas y entidades sociales sin ánimo de lucro a través de diversas donaciones.
Asimismo, buscamos la potenciación de oportunidades de empleo para personas que se encuentren con dificultades de inserción sociolaboral con la creación de actividades específicas para el aprovechamiento del plátano sobrante.

Esto se traduce en la contratación anual, en ambas delegaciones de S.A.T FAST, de 14 personas que cubren los turnos de seis puestos de trabajo. Su objetivo es preparar en cajas 2.000 kilos diarios de los “dedos de plátano”, unidades sueltas de plátanos que se retiran de las manillas por no cumplir los estándares por cuestiones estéticas.

Un 50% de esos dedos se destina a donaciones de banco de alimentos y organizaciones sin ánimo de lucro. El otro 50% los destinamos a la venta en diferentes supermercados a un precio muy inferior. De esta forma, lo que buscamos es acercar la fruta de calidad a un precio asequible para todos los bolsillos, al mismo tiempo que reforzamos nuestra gestión socialmente responsable.

Además, enviamos un 70% de la fruta apta para consumo a entidades benéficas y el 30% del fruto maduro y defectuoso se utiliza como alimento para el ganado.
En esa línea, destacamos nuestra colaboración con la Cruz Roja desde el año 2014 a través de un convenio con base en el voluntariado. Quienes actúan como voluntarios se encargan de retirar de nuestras propias instalaciones la fruta separada de la venta para redistribuirla entre las personas con menos recursos, evitando así el desperdicio.

De hecho, fuimos la primera empresa canaria en obtener el logotipo de la estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, una iniciativa creada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España (MAPA) en el año 2013 para limitar las pérdidas, el desaprovechamiento de alimentos y su impacto sobre el medio ambiente.